Y yo lloré inconsolablemente
porque en mi gran sala de baile
estaban todas las vidas
de todos los rumbos
bailando la danza de todos los siglos
y era, sin embargo, tan triste
esta mascarada! — Salvador Novo

Ver en alta resolución

Infinito

Una gaviota. Un alga.
Un reflejo de estrella.
Un vacío que fluye, que fluye y arrastra como si tal cosa existiera.
Un vacío que es nada. Una nada que es eterna.
El vacío fluye en olas, en olas oscuras.
Y el negro quizás no sea suficientemente oscuro.
No hay colores, hay solo un reflejo.

Este mar es un reflejo del vacío, de la infinita oscuridad.
En el vacío no hay estrellas que refracten la mirada, ni lunas que se balanceen en las olas.
Las olas arrastran. Ahogan.
No hay nada. Ni se siente nada.
La nada se siente en la cara después de las lágrimas.
Después de las lágrimas no hay nada.
Las lágrimas hacen surcos en la cara, heridas saladas como el mar.

El mar es vacío, las lágrimas y la sangre son calientes.
El mar es frío, después de la sal el frío, después de la sangre las heridas, después de las heridas el vacío.
El mar se las traga y se las devuelve a su dios.
Los dioses pelean por la sangre.
El corazón se calla, se oculta, esconde la sangre para no ser devorado.

El sol estalla.
El sol no arrastra, no pelea.
El sol disuelve.
El sol no tiene dios, los dioses le temen y se cubren en las olas oscuras.
El sol es éxtasis y el éxtasis no es dios.
Es hombre y amor.

El corazón estalla en piezas y partículas de sangre tan dulce
Que el mar no puede absorber.
Los dioses pelean por la sangre dulce, los enloquece de euforia.
Se despedazan entre ellos, hacen babear sus dientes y mueren.
El corazón no tiene nada que ocultar, los fragmentos vagan por el infinito.

Y el infinito es el sol.
El sol es el vacío.
El vacío es eterno y las olas no reflejan las estrellas.
El sol es luz, no reflejo.

JORGELINA BARROS - ARGENTINA - //www.tumblr.com/blog/lenguaparaiso

Yo te extraño

Cuando me extrañas ¿Cómo lo haces?
Es decir ¿Con qué parte de tu cuerpo?
Hay personas que extrañan con los ojos
Extrañan tanto que se olvidan de sus prisioneras, las lágrimas
Y las lagrimas son libres y felices, pero sus ojos no
Ellos se quedan ahí… vacíos, sin agua, pequeños.

Cuando me extrañas ¿Cómo lo haces?
Es decir ¿Con qué parte de tu cuerpo?
Porque algunos lo hacen con la boca
La bajan casi hasta el mentón
Y aparecen sus arrugas tristes,y existe una lucha a muerte
Las arrugas alegres se enojan y tratan de traer los pliegues de piel hacia arriba
¡Pero nada! La boca es fiel a la gravedad.

Cuando me extrañas ¿Cómo lo haces?
Es decir ¿Con qué parte de tu cuerpo?
Cuando yo te extraño, lo hago con mis manos
Que son las que te escriben esta noche a pedirte que regreses
Que no nos dejen con las arrugas tristes
ni los ojos pequeños,
ni las manos con una historia a medio escribir.

Gabriela Cañar

#Ecuador #Poesía 

Es hora

Tal vez sea algo prematuro, tal vez sea un poco difícil de creer, pero para mi ya es tiempo. Cada segundo a tu lado a sido tan especial, tan único que has de saber algo que ya me es imposible ocultar, se ha vuelto tan obvio que me sorprende que aun no te hayas dado cuenta que me encuentro totalmente loco por ti, mas que eso estoy enamorado de ti, de cada gesto tuyo, de tus ojos y de tu mirada, de tus labios y tus besos, de tus manos y tus caricias.
 
Alejandro Murcia
 
#AlejandroMurcia #Colombia #Poesía

Valiente

Si fuera valiente, hoy y ayer hubiera tenido las mejores horas de mi vida contigo.
Si fuera tan valiente como dices que parezco, te hubiera invitado a quedarte por la noche.
Si fuera tan valiente como hace años lo fui, te preguntaría si has pensado mejor las cosas y averiguaríamos si ya es nuestro momento.
Si fuera tan valiente como lo soy con unas copas encima, mientras caminábamos te hubiera detenido por los hombros para girarte y darte un beso, dos o tres.
Si fuera tan valiente como tú me crees, pretendería que no me duele el gesto que haces al recordar lo que pasó con nosotros… porque sí, me doy cuenta de tu mirada hacia abajo y tus labios tensos.
Si fuera tan valiente como lo soy de dramática, te pediría perder el miedo, porque el dolor es innecesario si por una vez en nuestra vida le olvidamos.
Si fuera tan valiente como aquellos personajes de mis libros favoritos, quizá en este momento no estaría escribiendo, pues no hay tiempo de pensar en más cuando estás junto a mí.
Si fuera tan valiente como me gustaría serlo, no te dejaría olvidar que no lo soy pero tú me haces sentir que sí.
Pero no soy tan valiente y me duele más de lo que quisiera, porque me duele doble, por ti y por mí. Y al final no hay nadie sino tú que me haga desear tanto ser lo valiente que no soy.

C. María López

#María López #México #Poesía

Perversa

Deslízate en mi costado,

has señuelos de caricias,

traza una ruta sobre mis lunares,

inhala mi aroma,

trepa mi espalda hasta llegar a mi cuello,

sopla quedito cerca de mi oído ,

has locura,

la tortura perfecta a mi cuerpo.

#MonicaOlivares #ContadoradeCuentos #México #Poesía

Parece ensueño el flotar sabiendo que me ahogo… — Olga Cecilia Martínez Rojas (via olgaceciliamartinezrojas)
¡Cómo sabría amarte, mujer cómo sabría amarte, amarte como nadie supo jamás! Morir y todavía amarte más. Y todavía amarte más. — Neruda (via kllzldyeck)
Ya no me queda nada por decir
todo lo que tenía que decir
ha sido dicho no sé cuántas veces. Nicanor Parra  (via lapiedradela-locura)
hachedesilencio:

Benjamín Prado

hachedesilencio:

Benjamín Prado

Ver en alta resolución

Ver en alta resolución

Te debo las mejores y quizá las peores horas de mi vida y eso es un vínculo que no puede romperse.

Jorge Luis Borges.

(via strangeeland)